viernes, 6 de mayo de 2011

Vomitaré un cordero

Hoy me encuentro cansada, adormecida por dentro, llena del café que burbujea en mi panza mientras leo la muerte de un cordero ahora frío y duro... sin haber alcanzado a tomar siquiera un sorbo de leche, la soledad me hacia falta, pero el cigarrillo me marea, me revuelca las letras y el espíritu, ya van 2 cafés grandes, siento vomitaré como el segundo cordero... el que sobrevivió a la masacrante mañana helada.

Pienso que tal vez el piso helado se mezcla con mi alma, enfría el cafe de mi panza y mis manos pálidas con uñas violetas que rastrean los renglones sin parar; No se si me hizo mal el cafe, el cigarro, el piso o el corderito muerto en una caja de la esquina de la casa.

Terminaré de leer, el café y ahora terminé el cigarrillo; no hay mucho mas que decir...unas heladas nalgas y una clase poética y patética, la libertad de la reflexión artística.

Vomitaré...

No hay comentarios:

Publicar un comentario